Un buzo se encuentra con un tiburón y al observarlo se da cuenta de que le está pidiendo ayuda

27/06/2018

Josh Eccles fue al Océano Atlántico frente a la costa de Florida para bucear. Él es un buceador experimentado. ¡Y la odisea que pasó será relatada a continuación jamás la olvidará!

Mientras Josh disfrutaba de la cálida agua  del océano y de todas las criaturas hermosas, se dio cuenta de que un tiburón limón se le acercaba. Sabiendo que éstos no suelen ser una amenaza para los humanos, Josh decidió mantener la calma en lugar de entrar en pánico.

Entonces sucedió algo extraño. El tiburón comenzó a golpear a Josh repetidamente. Estos tampoco fueron choques accidentales. Eran intencionales, como cuando un perro te golpea cuando quiere tu atención.

Como el tiburón no se iba y seguía golpeando, Josh decidió mirar más de cerca. Comenzó a acariciarlo para que pudiera echar un vistazo a su alrededor y ver qué le pasaba. Fue entonces cuando se dio cuenta de la triste verdad.

El tiburón tenía un gran anzuelo en su vientre. Sus acercamientos fueron, de hecho, peticiones de ayuda. Esperaba que este humano pudiera ayudarlo a aliviar su dolor.

Josh supo inmediatamente lo que tenía que hacer. Mientras continuaba acariciándolo para mantenerlo en calma, entonces sacó el anzuelo con un movimiento rápido.

El tiburón se sintió aliviado. De hecho, estaba muy agradecido con Josh, que seguía regresando, una y otra vez, para dar las gracias. ¡Qué adorable! Afortunadamente todo esto fue grabado por la cámara del compañero de buceo de Josh.

 

Mira el increíble video