Pescadores de Cadaqués y Port de la Selva conjuntamente con científicos para recuperar las Gorgonias

13/07/2018

En el marco de los proyectos MERCES y ResCap, científicos y pescadores replantan gorgonias en el Cap de Creus.

Pescadores, científicos y la administración pública se han unido en un proyecto para recuperar y proteger el fondo marino del Cap de Creus. La iniciativa nació con una prueba piloto el año 2015 con el objetivo de replantar gorgonias (una especie similar al coral) que quedan atrapadas en las redes de los pescadores de artes menores. Más del 90% de las que se devolvieron al mar y se replantaron en unas superficies metálicas sobrevivieron. Por eso, los investigadores decidieron hacer un paso más de la mano de los pescadores artesanales del Port de la Selva y Cadaqués (Alto Ampurdán) y estos días están liberando para que vuelvan a su hábitat natural.

El proyecto, liderado por el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, quiere fomentar una pesca sostenible y mantener los hábitats submarinos que promueven estas especies. Los expertos calculan que el efecto erosivo de la pesca, el cambio climático y la proliferación de algas filamentosas han provocado la pérdida de cerca del 30% del tejido vivo de estos animales que se alimentan de plancton y que pueden vivir a profundidades de entre 80 y 120 metros. Los impulsores no descartan ampliar la iniciativa a oras cofradías.

La gorgonia es un animal marino que vive en grandes profundidades y que se considera una de las principales especies “estructurales” del fondo marino porque genera hábitats y promueve la vida de muchos peces. Hasta ahora, muchos pescadores de artes menores del Port de la Selva y Cadaqués encontraban atrapadas en sus redes y pensaban que el mar “las había expulsado”, como pasa con otras algas. Fruto del proyecto ResCap, se han concienciado de la importancia de preservar el fondo marino y que estas especies son indispensables para la supervivencia de otras.

El proceso de replantación se mantendrá hasta el septiembre, coincidiendo con la época de pesca artesanal. El proceso se inicia cuando los pescadores las localizan entre sus redes. Para salvarlas, se las coloca con agua del mar durante el trayecto de retorno a la Cofradía del Port de la Selva y en Cadaqués (que es donde hay las peceras de recuperación que las mantienen a una temperatura de 14 grados). Una vez en las instalaciones, los animales se depositan en las peceras y, después, los científicos las enganchan con una resina en rocas. Una vez recuperadas, se devuelven al mar.

Foto: La científica del CSIC Patricia Baena mostrando una de las gorgonias que este 13 de julio de 2018 se han devuelto al mar

El científico del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, Andrea Gori ha explicado que en septiembre se realizará un robot submarino se encargará de comprobar el nivel de supervivencia de las gorgonias replantadas, que ahora se devuelven des de una embarcación al agua. A estas alturas, participan seis embarcaciones de artes menores del Port de la Selva y tres más de Cadaqués pero sus impulsores no descartan extender la iniciativa a otras cofradías de la costa catalana porque esta especie vive en todo el Mediterráneo.

Financiado con fondos europeos el proyecto ResCap se enmarca en el programa Pleamar de la Fundación Biodiversidad del Ministerio por la transición Ecológica y cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Lo lidera el Instituto de Ciencias del Mar el CSIC y deriva de otros proyectos previos como el MERCES (Marine Ecosystem Restoration in Changing European Seas), y ShelfRecover (“Restauración ecológica de las especies estructurales bentónicas en la plataforma continental”), con participación del CSIC, la Universidad de Barcelona, la Universidad de Gerona, y diversos agentes sociales y administraciones.