Medidas preventivas para disfrutar del invierno a bordo de las embarcaciones

12/12/2018

¡Los accidentes a bordo se pueden prevenir!

Adecuar la embarcación para poder estar cómodos en cualquier época del año, conlleva una serie de riesgos asociados, que en caso de no controlar o obviar, pueden comprometer la vida de las personas y la integridad de nuestra embarcación y de las vecinas.

Por eso, la adopción de una serie de medidas preventivas básicas es un factor esencial para evitar sufrir algún tipo de incidente o accidente que pueda resultar grave o muy grave.

Riesgos eléctricos | Los calefactores

El factor eléctrico es el mayor causante de incendios de embarcaciones. Por eso, además de mantener en perfecto estado vuestra instalación eléctrica, hace falta tomar una serie de precauciones concretas con estos tipos de aparatos:

  • Comprobar que vuestra instalación soporta el consumo del calefactor escogido. El consumo de estos aparatos suele estar alrededor de los 2Kw, como mínimo.
  • No hagáis servir alargos ni enchufes múltiples, especialmente vulnerables a los altos consumos.
  • Comprobar periódicamente el estado de los enchufes. El óxido de los contactos, propiciado por el ambiente marino, puede favorecer el calentamiento de estos.
  • Escoger aparatos con sistema de parada automática en el caso de vuelque.
  • No hagáis servir estos aparatos de forma continuada durante un número excesivo de horas.

Combustión | NO recomendables

El uso de sistemas de calefacción con llama (estufas), puede comportar, además del riesgo evidente de incendio, riesgos muy graves de intoxicación por inhalación de Monóxido de Carbono (CO).

Como siempre, se tiene que tomar una serie de precauciones para evitar cualquier incidente:

  • Mantener en perfecto estado los aparatos. Revisados por técnicos cualificados.
  • Apagar la estufa si observáis cualquier irregularidad en la combustión.
  • No hacer servir estufas en espacios sin ventilación.
  • No ir a dormir con las estufas encendidas.
  • Instalar un detector de CO.
  • Nunca desembarquéis dejando el aparato en marcha.

El CO no se puede oler ni ver.

Los síntomas de la intoxicación por CO son similares al mareo.

Si tenéis dolor de cabeza, náuseas, mareo, debilidad y/o pérdida de la consciencia, tenéis que ventilar la embarcación i sacar al exterior a las personas afectadas.

¡ATENCIÓN!

  • Nunca hacer servir los aparatos calentadores sin supervisión continua.
  • Nunca desembarquéis dejando el aparato en marcha.
  • No hagáis servir estos aparatos como secadores de ropa.
  • Mantener estos aparatos a distancia de cualquier superficie o elemento inflamable.