Lamentable: dos ositos juegan con residuos de plástico en el Ártico

14/07/2018

Una expedición al remoto archipiélago noruego de Svalbard muestra la acumulación de basura procedente de la actividad humana.

Un nuevo y lamentable ejemplo de los problemas provocados por el vertido y mala gestión de residuos de plástico. Miembros de la expedición Sail Against Plastic han fotografiado este verano en una pequeña isla del archipiélago noruego de Svalbard, en el océano Ártico, a dos cachorros de oso polar jugando con grandes piezas de plástico.

El equipo de científicos, fotógrafos, cineastas y miembros de organizaciones conservacionistas a bordo del barco TS Blue Clipper llegó a Longyearbyen, Svalbard, el 23 de junio y realizaron diversos estudios y observaciones en esta zona el 7 de julio.

Los dos oseznos observados se encontraban en compañía de la madre en una área costera, por lo que se supone que los plásticos con los que jugaban habían llegado por efecto de las mareas y corrientes marinas; aunque no se puede descartar que fuera vertido desde alguna embarcación comercial o turística.

Claire Wallerstein, miembro del equipo Sail Against Plastic, explica que se sintió afortunada por participar en esta expedición y que lamentablemente pudieron confirmar la extensión del problema de contaminación por plásticos. ”Fue una experiencia muy aleccionadora ver cuánto plástico está llegando a este entorno increíblemente remoto y aparentemente prístino”, ha indicado Wallerstein en declaraciones difundidas por The Independent .

El objetivo del viaje a Svalbard fue investigar el impacto de los plásticos en el medio marino en esta zona del Ártico. “Lo que encontramos en las playas de este archipiélago remoto, lamentablemente, no fue muy diferente de lo que encontramos en casa, indicó Claire Wallerstein .

Encontramos”muchos desechos de pesca, pero lo más triste fue la cantidad de desperdicios procedentes de nuestra vida cotidiana: botellas de plástico, bastoncillos de algodón, colillas, toallitas húmedas, poliestireno y envases de alimentos“.

Fuente: lavanguardia.com