El proyecto MITICAP busca reducir la pesca accidental de organismos

12/03/2019
CSIC

La iniciativa es una colaboración del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) con las cofradías del Port de la Selva y de Cadaqués.

El proyecto MITICAP, que busca mitigar el impacto de la pesca artesanal en el Cap de Creus (Girona), inicia su segunda fase tras un exitoso primer año. La iniciativa es una colaboración del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) con las cofradías del Port de la Selva y de Cadaqués. Cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.

Un trabajo conjunto entre científicos y pescadores con el objetivo de reducir el impacto de la pesca artesanal en el hábitat marino de la zona y disminuir la captura accidental de organismos. Mediante la incorporación de variaciones estructurales en las artes de pesca, el equipo desarrollará metodologías innovadoras para incrementar la supervivencia del descarte a bordo.

El proyecto también ha desembocado en cursos básicos de formación sobre el manejo de vehículos submarinos operados remotamente (ROV) para los colectivos implicados.

MITICAP 2019 es la segunda fase de la iniciativa, que comenzó en 2018 obteniendo destacados resultados. MITICAP 1 trató de mejorar algunos artes de pesca, como la ‘nansa’ para la pesca de pulpo y el “trasmallo”, cuyo impacto en el ecosistema marino es notable, para la pesca de langosta y peces de roca.

Para minimizar el impacto del trasmallo en las comunidades bentónicas, las más afectadas, se efectuaron 9 series de pescas experimentales con las nansas como alternativa.

Además, en esta primera fase los científicos observaron que el 90% de los fondos estudiados presentan un buen estado de conservación en comparación con otras muchas zonas de la plataforma continental mediterránea española. Asimismo, se detectó por primera vez en las costas españolas la gorgonia endémica del Mediterráneo Spinimuricea klaverenii.